La Sandía Foodie, un superalimento. Xavier Valle.

Actualizado: 12 de mar de 2019










Xavier Valle, especialista en Medicina del Deporte, nos aporta datos muy interesantes hasta el punto de ver la sandía como un superalimento.


Frutas, verduras y hortalizas forman parte de la base de una alimentación saludable; se recomienda ingerir 2-3 raciones de fruta cada día. La sandía es en su mayoría agua (92%), pero este jugoso bocado incorpora múltiples nutrientes que lo convierten en una especie de superalimento: diferentes vitaminas (A, B6, C), potasio, licopenos, antioxidantes, arginina, citrulina; y además está libre de grasas. ¿Qué beneficios para nuestra salud aporta la ingesta de sandía?

Licopenos



La sandía es una fuente natural de antioxidantes, especialmente licopenos y ácido ascórbico. Los licopenos son los responsables del típico color rojo de la sandía. Se ha descrito en diversos estudios científicos que los licopenos actúan como protectores frente a algunos problemas crónicos de salud como la patología cardiovascular, riesgo de cáncer o la enfermedad macular(1). Aparte de los beneficios directos de la ingesta de licopenos, están los derivados de una modificación de la dieta, con un incremento de la ingesta de vegetales

Citrulina

La sandía es una importante fuente natural de L-citrulina (2). La citrulina es un aminoácido no esencial con capacidad para mejorar el rendimiento físico, por lo que actualmente se incorpora en muchos suplementos deportivos. ¿Cómo mejora nuestro rendimiento la citrulina? Se ha visto que participa en reacciones metabólicas claves para la producción de energía aeróbica, por lo que puede retrasar la sensación de fatiga (3); además también favorece junto al entrenamiento, el incremento de masa muscular y de la fuerza (4). Y por último, su ingesta antes de realizar ejercicio, reduce las agujetas post-esfuerzo (5).

Hidrata con pocas calorías

Debido a su alto porcentaje en agua (92%), la sandía es una magnífica forma de hidratarse; además es una de las frutas con menos calorías, unas 23 kcal/100gr. Eso nos permite utilizarla como fuente de rehidratación e incluso de recuperación tras el ejercicio físico, pues además nos aporta potasio y magnesio.


Por todo ello, la ingesta regular de sandía, nos ofrece numerosos beneficios para la salud, y nos regala el paladar.




Xavier Valle


Especialista en Medicina del Deporte

Master por la UB en Investigación en Ciencias clínicas

Master universitario en la Universitat de les Illes Balears en Actividad física, salud y rendimiento deportivo.




Paseo Progés 34, Olesa de Montserrat CP 08640 Barcelona

Tel: 930 250 102

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2019 Realizado por Romeu Prenafeta, agencia de marketing digital.